El aumento de delitos cometidos por extranjeros residentes, legales o no, en España o de paso por nuestro territorio nacional, debe ser tenido en cuenta por la legislación española, que está obligada a reflejar la realidad social del país para atender mejor a las demandas suscitadas por la misma.

Falange Auténtica cree que es razonable  pedir la expulsión de todos los delincuentes extranjeros, una vez hayan cumplido sus condenas, y que no puedan volver a entrar en España. De la misma manera, tal y como prevén las legislaciones de varios países europeos, cuando un extranjero nacionalizado español comete un delito, debe igualmente ser expulsado, previa pérdida de la nacionalidad española, que le fue concedida como un gesto de confianza, que él ha traicionado de manera voluntaria y dolosa.

Las razones a estos argumentos, se basan en que concebimos al Derecho penal como un elemento que ha de ser eficaz en la protección de la sociedad española frente a los ataques que pueda sufrir a manos de los delincuentes y no debemos ser tolerantes con quienes vienen a nuestra patria, no a trabajar honradamente y compartir el futuro con nosotros (esos serán bienvenidos), sino a dañar a la sociedad que les ha acogido.

Ya basta de formulaciones absurdas, motivadas por un perverso buenismo que está llevando el dolor, la inseguridad y el desasosiego a nuestros compatriotas que son blancos de ese tipo de delincuentes, muchas veces organizados. España, en el ejercicio de su soberanía y a través de sus instituciones, debe promover la seguridad como base del progreso y la convivencia de los ciudadanos que compartimos un proyecto común.

Junta Política Nacional de Falange Auténtica

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS