Falange Auténtica de las Islas Canarias ha hecho público el siguiente comunicado:

"Demuestra el Gobierno de Canarias que le importa bien poco cómo se encuentran los servicios sanitarios de los hospitales más importantes de las islas, concretamente los servicios de urgencias del Hospital Universitario de Canarias y el Hospital Ntra. Sra. de La Candelaria, los centros de referencia en la provincia de S/C de Tenerife. La pasada semana se manifestaban todos los colectivos sanitarios debido a la mediocre y pésima situación en la que se encuentra este servicio, principal puerta de entrada de muchos ingresos y casos de máxima gravedad, y de otros no tan graves pero que precisan de una atención médica rápida, correcta y eficaz.

 

Pues bien, esto no puede llevarse a cabo tal y como debiera ser. El porqué de la situación es sencillo: este servicio de urgencias fue confeccionado para la realidad sanitaria de los años 70 y 80, donde se requería una atención rápida para una población no tan elevada como la actual.


Hoy día, la población ha crecido considerablemente, debido en parte a la inmigración que estamos recibiendo. Y es que en este servicio se pueden encontrar pacientes de todas las edades, desde adultos jóvenes hasta ancianos nonagenarios (se salvan los niños gracias a la sección de urgencias pediátrica, que curiosamente colinda en el HUC con la de psiquiatría, y muchos padres se han quejado ya por ello), yacen en camillas pegadas a las paredes de los pasillos, durante horas y horas, algunos vomitándose encima, otros delirando y otros simplemente necesitan un vaso de agua porque están sedientos. Y mientras eso ocurre, un tropel de enfermeros corren de un lado a otro sin descanso intentando tener todas las pruebas a tiempo, limpiando a pacientes que se "lo hacen encima" en medio de los pasillos; y por otra parte el grupo médico encargado de ese turno se reúne en una salita de apenas 10 metros cuadrados donde apenas se puede respirar y es difícil trabajar porque los medios son insuficientes para cubrir las necesidades de los pacientes.


Por otro lado, estos profesionales de la medicina se ven obligados a atender a los enfermos en los propios pasillos, pues "se supone" que hay unos 8-9 boxes donde se puede explorar pacientes, pero siempre están llenos y los pasillos repletos de enfermos quejándose, llorando o tosiéndose unos a otros. Y lo más triste es que se haya tenido que habilitar una zona de tránsito de personal para "recolocar" a más pacientes, estos sí que parecen abandonados: se le ha denominado como la Zona Cero y de cada camilla prende un folio con un número rotulado, pegado con cinta adhesiva a modo de indentificador de la persona enferma.


FALANGE AUTÉNTICA insta a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias a tomar medidas inmediatas para resolver el problema y anima a los trabajadores de la sanidad pública a seguir movilizándose hasta que se arregle tan penosa e injusta situación. Igualmente, nos dirigimos a los ciudadanos afectados para que reclamen y denuncien esta injusticia ante la dirección de los hospitales y los responsables políticos, únicos culpables de la situación y no la paguen con los profesionales que realizan un sobreesfuerzo durante los turnos de 24 horas que tienen de guardia. Para FALANGE AUTÉNTICA, los pacientes, sus familiares y, en general, el pueblo tienen la última palabra."


BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS