La pitada  que un amplio sector del público, asistente al partido de fútbol entre el FC Barcelona y el Athletic de Bilbao, dedicó al Himno Nacional de España y al Jefe del Estado el pasado miércoles 13 en Valencia se enmarca en la continua provocación  separatista contra la Nación Española que sigue sin tener una respuesta adecuada por parte de los poderes públicos, ocupados mayoritariamente por los dos grandes partidos de implantación nacional, PSOE y PP, que sin embargo no tienen vocación de serlo porque prefieren mantener sus poltronas, y las prebendas que éstas conllevan, a defender principios si alguno les queda ya. Quedando ello demostrado en que pactan y han pactado sin  dificultad con aquellos que no ocultan su interés por destruir a España.


El problema no es únicamente que varias asociaciones radicales subvencionadas por la Generalitat de Cataluña llevaran semanas preparando la ofensa, ni que los presidentes y las juntas directivas de los equipos de fútbol que disputaron la final hayan  comprometido a éstos con las políticas de los partidos independentistas de sus respectivas regiones. El verdadero núcleo del asunto es que quienes tienen en su mano el poder frenar esto, no lo hacen ni tienen intención de hacerlo.

 

Respecto al evento deportivo en cuestión, desde FALANGE AUTÉNTICA opinamos que tenía que haber sido suspendido, dejando vacante esta temporada el título en juego por la grave ofensa a los españoles que estos provocadores perpetraron. De la misma manera que se ha logrado reducir la violencia en las gradas de los estadios con el cierre de los mismos y otras medidas de carácter sancionador individuales o colectivas, una decisión así de ejemplarizante hubiese servido para que estos fanáticos del odio se lo piensen en el futuro. Por cierto, es curioso como estos anormales, tras manifestar su desprecio a España, celebran jubilosos la consecución por su equipo del título que lleva por nombre el del Jefe del Estado de aquella y no preconizan, tan separatistas ellos, el boicot a las competiciones comunes para crear otras de ámbito estrictamente regional (¿podría Laporta pagar las millonarias fichas de Messi o  Etoò con lo que recaudase por enfrentarse al Girona o al Nastic?


En FALANGE AUTÉNTICA creemos que lo día 13  de Mayo en Mestalla es un capítulo más de la chulería independentista y que hay que emplear los recursos políticos y legislativos de la Nación para reducirla a lo que debe ser: el pronunciamiento fanático de unos exaltados que no ha de pasar de ahí. Por ello propugnamos medidas concretas de autoprotección nacional que han de llevar a España a una forma de estado republicana y presidencialista, donde el Jefe del Estado sea elegido de forma directa, libre y secreta por los españoles y asuma en su persona  las actuales atribuciones representativas del Rey y ejecutivas del Presidente del Gobierno. Defendemos también que el Parlamento sea unicameral y se reduzcan sus miembros de los actuales 350 a 300, siendo la mitad de ellos elegidos en listas abiertas de circunscripción nacional  única y la otra mitad en distritos unipersonales que reflejen en la cámara la auténtica representación de la Nación. Creemos que el Estado debe de recuperar las competencias que le otorga la vigente Constitución y que ha ido transfiriendo a las comunidades autónomas, casi siempre por el mercadeo entre los grandes partidos nacionales y los separatistas que han actuado de bisagras en el Parlamento nacional para conformar mayorías. Si así se hiciera, los rupturistas quedarían relegados a lo que realmente son: minorías radicales que no deberían pintar nada a la hora de tomar decisiones que afecten a nuestro país.


BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS