• "HE CONTRIBUIDO A SACAR A JOSÉ ANTONIO DE LAS CATACUMBAS, QUE YA ERA HORA.
  • "CON LOS FALANGISTAS AUTÉNTICOS NO TENGO IDENTIDAD DE PENSAMIENTO, PERO SÁ CONSANGUINIDAD DE SENTIMIENTOS.

Una vez más, Fernando Sánchez Dragó puso de manifiesto su radical independencia, aceptando intervenir nuevamente en un acto cultural de nuestra organización, celebrado el pasado 25 de noviembre en la ciudad de Alicante, y rompiendo otra vez el silencio oficial sobre José Antonio y sobre Falange Auténtica, pero sin que ello fuera inconveniente para subrayar también sus profundas diferencias ideológicas con el falangismo.

Tras la presentación a cargo de Carlos Vara, secretario nacional de comunicación de FA, Dragó comenzó recordando que en los últimos años ha intervenido en cuatro actos hablando sobre José Antonio Primo de Rivera, le ha dedicado dos emisiones de Negro sobre Blanco en TVE y una de Las Noches Blancas en Telemadrid, y su figura ocupa un centenar de páginas de la novela Muertes Paralelas. Bromeó diciendo que en su intervención iba a dar nuevo material a Enric Sopena (en alusión a las críticas que ElPlural.com le había dedicado en los días previos). Aseguró que, al aceptar participar en convocatorias culturales de FA y referirse a nosotros en su libro y en varias entrevistas, se había convertido en una especie de relaciones públicas de nuestra organización, pero que lo hacía muy gustoso y que se alegraba profundamente de "romper así la posible endogamia sobre Falange Auténtica, por sentido de la justicia, y también de "sacar de las catacumbas a José Antonio, que ya era hora. En este sentido, se refirió a la actividad editorial que ha generado su figura y recordó cómo incluso Javier Rioyo ha dedicado un espacio de Estravagario en TVE a Falange sin que haya recibido las injustas críticas que a él le llovieron en su día por lo mismo.

"Las gentes de Falange Auténtica -afirmó- dicen que me están muy agradecidos, pero soy yo el que estoy agradecido, aunque ellos no se lo crean. José Antonio marcó un punto de ignición del que surgió su última novela, una obra que tenía pendiente desde que, hace cincuenta años, supo en un interrogatorio policial que a su padre lo habían matado los nacionales. La polémica que causó el espacio Negro sobre Blanco dedicado al fundador de Falange dio pie a una oferta editorial que finalmente fructificó en Muertes Paralelas. Por otro lado, manifestó que "siempre he tenido muy buena relación con los falangistas, porque éramos adversarios pero no enemigos. Aseguró que "los falangistas de personalidad más abierta fueron quienes nos abrieron los brazos y las puertas de Troya para que entrásemos los antifranquistas en muchos lugares. Además, consideró que "los falangistas que he conocido no eran meapilas, en medio de la sociedad franquista eran gente libre. Recordó una vez más la distinción que establece en su libro entre tres falanges: "la Falange fundacional, la Falange cutre de la dictadura y, finalmente, la Falange buena, la Auténtica.

 

Dragó sostiene que la figura de José Antonio "no sólo representa una muerte paralela, sino también una vida incompleta, puesto que es un "gran desconocido que no dejó una obra acabada, sino que legó un pensamiento vivo y en marcha. Añadió que "desde un punto de vista literario es un personaje atractivo y con misterio.

 

Por eso, Fernando piensa que no hay que centrarse sólo en homenajes "porque eso sería condenarle al sarcófago y José Antonio no merece convertirse en arqueología. "Tenéis que considerarlo –añadió- una semilla que tiene que ir germinando en vosotros.

 

Recordó que la vez anterior que participó en un acto cultural de nuestra organización lo hizo con una camiseta con el texto "soy apátrida, con el ánimo de "provocar un cortocircuito en una organización patriótica como Falange Auténtica, pero reconoció que "de "las Españas" yo no soy apátrida; no tengo patria, pero sí tengo tierra, lengua, cultura, creo en la "traditio" por la que las generaciones se entregan el saber en la "aurea catena" .

 

Dijo que su cercanía con los falangistas y joseantonianos por tanto "no es por identidad de pensamiento, sino por consanguinidad de sentimientos y dedicó una buena parte de su intervención a desgranar sus diferencias respecto al pensamiento político falangista. "Como si fuera un tertuliano de "La Ballena Alegre" que plantea debate a José Antonio, criticó la pasión política –"los políticos no arreglan problemas, se los inventan para justificar su sueldo, yo no soy un hombre de "polis", soy un hombre de campo-, se desmarcó del patriotismo –"tengo incapacidad para todos los sentimientos colectivos- discrepó del republicanismo falangista –"qué más da que gobierne un rey o un presidente, yo no soy republicano, si acaso soy "reprivadano"-, del sindicalismo –"no creo en ninguna clase social ni tampoco en la fuerza del número-, o de la sacralización de la democracia y el sufragio universal –"que en vez de un sistema político se ha convertido en una auténtica religión-. Ejerció así en la práctica el concepto orwelliano de la libertad –"el derecho a decir a la gente aquello que no le gusta oir- y, desde esa discrepancia, invitó a los presentes a un apasionante debate político que, por meras razones de tiempo, quedó pendiente, pero que sin duda habremos de mantener, por cuanto resulta enormemente sugestivo el reto viniendo de un intelectual de primera fila.

 

El escritor dio una vez más, ante su entregado auditorio, muestras de su vastísima cultura y de su atípica personalidad, en una amena intervención, tan extensa como interesante. Obsequió, además, a los presentes con dos primicias: por un lado, la presentación audiovisual del proyecto de lo que puede ser su próximo programa televisivo, Gargoris y Habidis, la España oculta, un recorrido televisivo por la España mágica de la mano del propio Dragó y del escritor soriano Antonio Ruiz Vega; por otro, la lectura de fragmentos de su obra inédita A Contraespaña, un texto políticamente incorrecto que verá la luz en breve.


BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS