Los recientes tratados comerciales ente la Unión Europea y varias naciones Hispanoamericanas (Centroamérica, Colombia y Perú) han olvidado introducir cláusulas que velen por el cumplimiento de unas mínimas normas en materia de justicia social y protección ambiental.

Mientras el Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y Centroamérica se firmaba en Madrid, impulsado por el Gobierno de Zapatero quizás para maquillar los raquíticos logros de su presidencia de turno de la UE, tanto agricultores americanos como españoles mostraban su oposición porque aquel no les garantiza unos mínimos beneficios que les permitan subsistir dignamente, además de poner en peligro a nuestros productores porque sus mercados tradicionales se verán inundados por alimentos producidos y comercializados a bajo coste por las multinacionales de la distribución que acabarán por expulsarles de aquellos.

Frente a la creencia general, difundida interesadamente por los círculos de poder, que estos acuerdos internacionales son beneficiosos para los países en vías de desarrollo, la realidad es bien distinta. A quien benefician realmente es  a las multinacionales que son quienes controlan la producción en los países pobres y obtienen, gracias a  estos tratados, el libre acceso al mercado europeo, hasta ahora exigente en materia de seguridad alimentaria, respeto ambiental y justicia social, requisitos que quedan muy tocados con la nueva situación.

FALANGE AUTÉNTICA siempre ha manifestado su apoyo a los productores de alimentos nacionales porque los falangistas defendemos la Soberanía Alimentaria de nuestra Nación, un concepto que supone el derecho de los pueblos a autoabastecerse y controlar su propia producción de alimentos, agua y semillas, defendiendo la pervivencia de las tradiciones nacionales vinculadas al mundo rural y el respeto hacia el medio ambiente.

Por eso, desde FALANGE AUTÉNTICA secundamos las reivindicaciones de las organizaciones de agricultores y ganaderos españoles, que se centran en:

1.- Garantía de precios mínimos justos y regulación de los mercados agrarios para evitar la posición de dominio de las grandes cadenas de distribución. Los mecanismos de intervención estatales han de ser aplicados sobre la base de considerar a la agricultura, la ganadería y la pesca como sectores estratégicos para España y Europa.

2.-  Establecimiento de la preferencia nacional para nuestros productos y exigencia de las mismas condiciones de producción (laboral, social y medioambiental) para los de terceros países que entran en nuestros mercados.

3.- Consolidar una política agraria común fuerte en el marco de la Unión Europea, con medidas de gestión del mercado que aseguren rentas dignas a los productores y seguridad alimentaria a los consumidores.

Los falangistas creemos que la crisis que sufre el sector primario nacional no es sino una manifestación más de la generada por el injusto sistema capitalista, que combatimos con ahínco, a nivel mundial y que en este caso está poniendo en  peligro hasta lo más básico como es el derecho a la alimentación de los españoles. Por eso proponemos también la progresiva implantación de modelos de economía social como es el cooperativismo dimensionado y competitivo, que afortunadamente cuenta con gran implantación en el agro español, que defienda las rentas  de nuestros agricultores y ganaderos.

FALANGE AUTÉNTICA se considera continuadora de la limpia trayectoria de muchos de nuestros camaradas que a los largo de la historia del nacionalsindicalismo español dejaron lo mejor  de si mismos en defensa del sector primario, sentando las bases del moderno movimiento cooperativista agrario que goza de buena salud y ha servido para mitigar los desajustes de un mercado cada vea más globalizado.

Pero como no deseamos para otros lo que rechazamos para nosotros, desde FALANGE AUTÉNTICA apoyamos también a los productores de alimentos de los países en vías de desarrollo, especialmente a los Hispanoamericanos, en la lucha que han emprendido contra la concentración de sus recursos en manos de las multinacionales que los explotan, controlan sus naciones, extranjerizan sus tierras y terminan por expulsarlos de los territorios, comunidades y caladeros donde han vivido siempre.

Apoyaremos con todas nuestras fuerzas la lucha de organizaciones como la Vía Campesina, con fuerte implantación en las comunidades agrarias de América  del Sur, o la Unión Nacional de Trabajadores del Campo de México (UNTC). Su lucha es nuestra lucha porque como patriotas siempre estaremos al lado de quienes pelean para defender la soberanía de su país y como sindicalistas siempre acudiremos al llamado de quienes levanten la bandera de la Justicia social.

JUNTA POLÍTICA NACIONAL DE FALANGE AUTÉNTICA


BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS