Por Carlos Javier Galán

"Declaramos la intención de llevar a cabo (...) una política de crecimiento moderado de los salarios que permita adaptarse al contexto económico, apoyar el descenso de la inflación y la mejora de la competitividad, potenciar las inversiones productivas y favorecer el empleo estable y seguro. "La determinación de los salarios en la negociación colectiva basada en esta política de moderado crecimiento de los salarios, tomando como referencia la inflación prevista, la productividad y la cláusula de revisión salarial (...) constituye un modelo apropiado para evitar espirales inflacionistas nada deseables.Debe tenerse en cuenta que el crecimiento de los salarios en convenio debería tomar como referencia los costes laborales unitarios, de forma tal que la cifra resultante permita a las empresas, en particular a las abiertas a la competencia internacional, mantener, al menos, su posición actual y no verse perjudicadas respecto a sus competidores.

El lector quizá suponga que estos párrafos reflejan el propósito declarado de las organizaciones empresariales al afrontar la negociación colectiva 2007. Si así fuera, nada nos extrañaría. En un marco económico capitalista, que nosotros cuestionamos, parece sin embargo previsible que los empresarios se planteen como objetivo el que los salarios no suban mucho. Pero, para limitar esa pretensión empresarial, debe entrar en juego el contrapeso de los sindicatos, cuyo objetivo debe ser el opuesto: mejorar las condiciones de salario y de todo tipo de sus representados. En ese tira y afloja -como en toda negociación- se llegaría a un punto intermedio de conciliación de intereses. Insisto en que es una lógica que los falangistas auténticos no compartimos, puesto que el trabajo es un atributo humano y el capital un factor de producción, y pensamos que el capital debería estar al servicio de la empresa y de la economía y no a la inversa. Pero, en términos de economía de mercado, la negociación colectiva se plantea como una forma de conciliar las aspiraciones de empresarios y trabajadores.

Pero, si les digo que lo que han leído al principio de estas líneas, esa loa entusiasta a la moderación salarial, es el planteamiento que suscriben ¡¡¡los sindicatos!!!, ¿entienden ustedes algo? Yo no, lo confieso.

Leer más...

Disfruta de la fiesta. Como casi seguro que eres trabajador, te la mereces y debes aprovecharla. Pero dedica un rato a pensar que es 1º de mayo.

El día del trabajo es una conmemoración de la lucha que nos ha llevado a la situación laboral en la que estamos hoy. El esfuerzo y el sacrificio de muchos que nos precedieron no han sido en vano y de él ha derivado una situación laboral mejor que la que padeció la clase trabajadora en el pasado.

Recuerda que las cosas no ocurren por casualidad. Que la libertad y la justicia se han tenido que conquistar, puesto que la oligarquía nunca ha estado dispuesta a regalarlas.

Piensa un poco en ti mismo. ¿Alguna vez te preocupan las injusticias que se cometen con los demás? ¿Eres consciente de que, si algunos otros trabajadores no se hubieran preocupado antes de los problemas de los demás, hoy tal vez estarías trabajando, cumpliendo una jornada de esclavo de diez horas de trabajo o más?

¿Y qué consideración te merecen los que hoy viven el día festivo envueltos en un conflicto laboral? Date cuenta que hoy son muchos los trabajadores que en nuestro propio país tienen sobre sus cabezas una espada de Damocles que en un plazo brevísimo puede caer sobre ellos y sus familias, dejándoles en la situación más temida por todos los asalariados: el desempleo forzoso.

Leer más...

Hace tiempo que sabemos de la propuesta de parte de los médicos de asistencia primaria, encauzada por una plataforma plural de colectivos sociales y laborales, consistente en limitar la agenda asistencial. Desean basar la modificación en criterios que garanticen el mejor servicio al paciente, en paralelo a una dignificación y mejora en las condiciones laborales. Falange Auténtica quiere hacer llegar al colectivo que promueve esta propuesta de cambio todo su reconocimiento y apoyo en las medidas de presión que están poniendo en marcha.

Leer más...

Por Fernando Contreras

En esta Espańa de diputados con café subvencionado en el Congreso, en esta Espańa donde los que estamos hipotecados tenemos que mirar un euro o unos céntimos arriba o abajo en la lista de la compra, absteniéndonos de tomarnos algun que otro "cafelito, y los que no lo están aspiran a poder formar parte del club de los asfixiantemente hipotecados como única forma de acceso a una vivienda digna, en esta Espańa de polémicas políticas alejadas de los intereses ciudadanos, viene hoy al caso más que nunca hablar de precariedad.

Precariedad laboral como la que padecen los trabajadores de empresas como Delphi, que ocupan demasiado poco espacio en unos medios de comunicación y en un debate político cada vez más distante del pueblo, al que se convida a preguntar a los líderes del bipartidismo imperante en formato talk show.

El despido de 1600 trabajadores de la firma Delphi en Puerto Real debería constituir un revulsivo más para la conciencia ciudadana.

Leer más...

Despido más barato.... a cambio de empleo más precario. Así puede resumirse la última reforma laboral aprobada por el Gobierno "socialista con el acuerdo de las organizaciones empresariales y sindicatos.

33 días de indemnización por año trabajado en caso de despido (antes eran 45) y contratación indefinida (¡valiente eufemismo!) tras dos años en situación de eventualidad (hasta ahora, en muchos sectores, a los 6 meses se hacía por Ley, en muchos sectores, el contrato indefinido).

Leer más...

Falange Auténtica se expresa a través de sus comunicados y campañas y de los editoriales de esta web. La organización no hace necesariamente suyas las opiniones vertidas en los artículos firmados.