“Que nadie nos pida el arrepentimiento político”: el documento del EPPK elaborado tras el acuerdo entre PNV y PP

Es lacerante que el documento de los presos etarras salga a la luz tan sólo unos días después de la celebración del 20 aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco

En el análisis psicológico de las grandes traiciones
encontraréis siempre la mentecatez de Judas Iscariote.

Antonio Machado

La hipocresía exterior, siendo pecado en lo moral,
es grande virtud política.

Francisco de Quevedo

 

Nunca antes 5 votos dieron para tanto

 El nuevo documento elaborado y redactado por el colectivo de presos políticos vascos, EPPK, se afana en dar a conocer su nueva estrategia, opuesta a la seguida hasta el momento, lo que pone de manifiesto, una vez más, la indecente propensión del Gobierno de Rajoy a pactar con los terroristas, esta vez, a través del Gobierno independentista de rancio abolengo de derechas de Euskadi. El PNV cumple así un triple objetivo: ahorrarse más de 550 millones de euros, que tenía que pagar hasta la fecha, marcarse un tanto en el pulso que mantiene con Bildu, por liderar el acercamiento de los presos de la banda terrorista ETA al País Vasco y la promesa de transferir las competencias en Instituciones Penitenciarias, algo que anuncian varios medios de comunicación así como algunos mandatarios autonómicos, como Pedro Azpiazu que ha calificado el acuerdo de “excelente y muy satisfactorio” asegurando que abre “un periodo de estabilidad”. Rajoy consigue el suyo, mantener a su partido en el poder a costa de lo que sea.

Desde Falange Auténtica insistimos en que es lacerante que el documento de los presos salga a la luz tan sólo unos días después de la celebración del 20 aniversario de la ejecución con dos tiros, bajo chantaje al Estado, de Miguel Ángel Blanco, porque todavía mantenemos frescas en nuestras retinas las imágenes de esos mismos políticos, abrazando a las víctimas, atiborrados de demagogia, lanzándose reproches entre telediario y telediario.

El colectivo de presos etarras acepta PNV como “animal de compañía”

Reproducimos a continuación parte del documento publicado, en su totalidad, por el diario Gara. Destacaremos tres puntos clave: la aceptación del PNV, aprovechando su “buen rollo” con el PP, como “agente” colaborador e interlocutor en el proceso de acercamiento de presos al País Vasco, la declaración expresa de no arrepentimiento y la consideración de que las nuevas circunstancias se encuadran dentro del proceso independentista y secesionista, lo que deja fuera a los presos arrepentidos.

En cuanto a la adopción del PNV como nuevo agente colaborador que les aporta beneficios, dice textualmente: “Si bien en la Declaración de Aiete, ETA se responsabilizaba de la cuestión de los presos, dado que a día de hoy no se vislumbra ninguna posibilidad para una negociación bilateral, EPPK, dentro de la dinámica de la izquierda abertzale, se pone en manos del pueblo y del desarrollo del proceso independentista, uniendo la libertad de todos los presos con la libertad de Euskal Herria […] cada preso decidirá sobre los pasos a dar en la batalla legal por su repatriación y/o excarcelación, informando de los trámites para tener el visto bueno y el apoyo del colectivo, agentes y ciudadanía”. Se decide, pues, abrir la puerta a “todo agrupamiento, todo acercamiento, toda excarcelación” mediante la vía legal, declarándose el colectivo, “al servicio de los agentes y grupos que trabajen en el proceso de liberación”.  

Dispuestos a aprovechar la debilidad del PP, la oportunidad del PNV y la intención de Bildu -la política hace extraños compañeros de camino-, desde la nueva situación de poder que le confieren las circunstancias creadas, amenazan: “conforme a la línea aprobada, no aceptaremos ningún paso que pueda ir contra el carácter de nuestra militancia política o que pueda ser políticamente utilizado para dañar el proceso de liberación. Que nadie nos pida ni el arrepentimiento político ni la colaboración para encarcelar o alargar las condenas de otros compañeros».

Falange Auténtica exige al Gobierno de España que no pacte, de nuevo, con los terroristas. Que respete la memoria de las víctimas, la dignidad de un pueblo que necesita crecer en valores y que permita que se reestablezca la justicia que piden y necesitan las familias de las víctimas.

Crecidos, a sabiendas de que tienen al Gobierno de España cogido por 5 votos, el documento adelanta que se pedirá la revisión de los casos basados en “declaraciones obtenidas bajo tortura”, se trabajará por cambiar el código de guerra vigente, ante la evidencia de que la legislación actual tapona muchas salidas”. Y añaden, con la jerigonza habitual que, si bien “la principal reivindicación es la excarcelación de todos los rehenes, se persigue también el fin de la dispersión y del destierro”. Los presos reivindicarán el traslado de los encarcelados “en los estados español y francés” a Zaballa y Mont de Marsan respectivamente.

Con una verborrea trillada y un lenguaje trasnochado, especialmente absurdo y victimista, partiendo de quienes han obtenido todos los beneficios del Estado, de los partidos que se han alternado en el poder y, por lo tanto, del Sistema, los presos de ETA nos perdonan la vida en su documento, comunicando que: “Al estar encuadrado el proceso para vaciar las cárceles, dentro de un proceso dinámico que tiene como objetivo la excarcelación de todos, daríamos por bueno todo agrupamiento, todo acercamiento, toda excarcelación, aunque el agrupamiento sea parcial y el acercamiento no sea a Euskal Herria o la excarcelación no sea definitiva”. Y amenazan: “por tanto, todo aislamiento, todo alejamiento y todo encarcelamiento lo entenderíamos como negativo y le plantaríamos cara luchando”.

Lo que proclaman a continuación no sorprende aunque continúe generando dolor, teniendo en cuenta que así ha sido desde que PP y PSOE iniciaron un proceso de traición al que llamaron eufemísticamente “política antiterrorista o proceso de paz”, el día en que decidieron convertir a los muertos en daños colaterales,  “el EPPK tendrá una vinculación política directa con la izquierda abertzale, así como con los agentes que trabajan de cara a la superación del conflicto y en pro del proceso independentista […] El frente de cárceles no será un campo o una excusa para crear contradicciones en la izquierda abertzale”. Nunca lo fue. Ahora están en las Administraciones públicas, nacionales y autonómicas. Y pronto solucionarán el resto con las competencias de Instituciones Penitenciarias.

Por último, reseñamos la opinión del colectivo en cuanto a las personas que se han situado fuera de EPPK, “la principal diferencia consiste en su desacuerdo con la línea política de la izquierda abertzale”.

Lo que básicamente significa que, los que han decidido pasar página y pedir perdón o arrepentirse, se encuentran fuera de un proceso de independencia que ETA va culminando con éxito, gracias al chantaje, el asesinato y el terror, y a una serie de actores satélites y cómplices, como la izquierda abertzale, el Gobierno de Euskadi, el PNV, el Gobierno de España, el Partido Popular y el Partido Socialista que lo han hecho posible deshaciéndose de principios, honor y dignidad.

Fue Pilar Ruiz, madre de un hijo asesinado por ETA, quien, en una carta a Patxi López, pedía al PSOE que no pactase, recordándole la inmensa generosidad” de un pueblo que ha renunciado a vengarse.

Si no puede ser usted generoso, Sr. Rajoy, sea al menos justo, es lo mínimo que puede exigírsele al Presidente de una nación. Ante estas nuevas declaraciones, pedimos la condena íntegra de las penas de quienes continúan haciendo chantaje con las manos llenas de sangre, un cerebro infectado de revancha y el corazón henchido de odio.   

 


BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS