Por Mendelevio

Los adalides de la eutanasia nos quieren hacer creer que legislan un derecho, el de decidir cuándo morir, pero son los mismos que regulan de forma tozuda y persistente contra la libertad de cómo vivir e incluso morir. Vivimos una persecución normativa contra las bebidas azucaradas, los fumadores y, a este paso, los comedores de carnes rojas. Aparte de tener una intención claramente recaudatoria, se estigmatiza estos productos como perjudiciales para la salud… y ¿la muerte no lo es?

Leer más...

Por Juan Fco González Tejada.

Escuchamos estos días que dice esa ultraizquierda de los niños mal criados sin dar palo al agua, que proponen que los propietarios de viviendas en alquiler tengan que dedicar el 30%, de sus ingresos al alquiler social.

Nosotros que tenemos que intentar ser vanguardia del pensamiento. Y ser esa mosca cojonera aguafiestas de los pensamientos sencillos e instintivos, y los efectivos desactivadores de la demogagia que cala en las conciencias en estado de necesidad, o en las conciencias de la comodidad y el egoísmo.

Leer más...

Si algo tienen de bueno crisis graves como una guerra, un gran terremoto y otras catástrofes de alcances gigantescos para miles o millones de personas, es la oportunidad que tienen después las comunidades afectadas de reconstruir lo dañado, teniendo en cuenta las causas que provocaron el desastre e intentando mejorar el diseño común de la vida futura.

Por tanto la pandemia mundial de COVID19 dará paso, o al menos eso esperamos todos, a una vuelta a, digamos, las antiguas maneras normales de convivencia pero, tras meses de deterioro económico, con la oportunidad de replantearnos, me refiero ahora concretamente a España, unas renovadas maneras que permitan la reconstrucción de la vida laboral de miles de compatriotas en mejores condiciones, no ya de las que estamos sufriendo ahora, sino de las que existían en la “era pre-COVID”, aquel mundo donde el capitalismo liberal estaba (está) arrasando los logros de las condiciones dignas laborales que tantas décadas costaron lograr.

Claro que eso sería así si comenzáramos por renovar la idiosincrasia de la clase política, cosa harto difícil ya que seguiremos padeciendo a los mismos políticos (que a veces nombrados así, nos parecen una especie distinta al resto de la humana) o a otros parecidos.

Leer más...

Por Juan Fco. González Tejada.

Estos días vemos que los medios nos bombardean poniendo el foco en un tipo despreciable violento, incitador al odio, un delincuente que dicen que canta.

No hay otra realidad que esa. Y se preocupa de ello el Congreso, todos los medios cada 5 minutos, los artistas que firman un manifiesto.....

El Presidente y toda la izquierda hablan de cambiar la Ley para alimañas como estas no pisen la cárcel. Estos mismos decían que no se pueden cambiar las Leyes en caliente y por un caso concreto, cuando se trata de defender al ciudadano honrado de la ETA criminal, de los ladrones reincidentes, o de la ocupación de su Vivienda. En fin el Foco alumbra donde quieren ellos.

Leer más...

El término lo acuñó José Rodriguez de la Borbolla, segundo presidente autonómico de Andalucía y, junto a otros personajes de la izquierda tenidos por moderados, bien visto en general desde las derechas, que, a poco que un socialista o un comunista hable de España con cierto sentido patriótico (aunque sea desde su perspectiva marxista) lo elevan a los altares del “respeto” y la “dignidad”. Cosa que fomenta él mismo con frases como “hay gente del PSOE que se ha ido a VOX y no me extraña”, perla que soltó en la era pre-COVID en una entrevista concedida a El Mundo.

California es ese sitio donde se fabrican hoy en día cuerpos bronceados, megabytes, vino y marihuana, no específicamente en ese orden, y, desde su extraño pasotismo liberal yanqui, también eligen a musculosas estrellas del cine de acción de origen austriaco como gobernador, allá ellos. Supongo que “Pepote”, término cariñoso como el que es nombrado entre sus “compañeros” el ex presidente regional, se refería a que Andalucía tiene la riqueza natural para convertirse en una pequeña potencia económica.

Lo que a lo mejor no intuía el barbado político sevillano es que sus correligionarios iban a gestionar esa posible riqueza no para el bien común de los andaluces, sino para llenar sus sacas y, de paso, regar la región de prebendas a los amigos, enchufes, chanchullos y chiringuitos varios para mayor gloria de los “100 años de honradez”.

Leer más...