El bobo de Durán i Lleida ha dicho que votar "Sí" al Estatut es conseguir que Cataluña le hable de tú a tú a España, y ha añadido, más o menos, que así se conseguirán "buenas relaciones" entre Cataluña y España. No entre Cataluña y el Gobierno central; no entre Cataluña y Madrid; no entre Cataluña y el Estado; sino "entre Cataluña y España". Qué pena que no reaccione y le replique el pueblo español, ese pueblo plural, pero hermanado, de los cuatro costados de España, al que con estas paridas se divide y se separa por medio de alambradas electrificadas, gracias al capricho de unos tipos que se mueven a impulsos del odio a la madre patria.

Estos megalómanos nacionalistas, con delirios de águilas imperiales cuando no son más que aves de mal agüero –CiU, ERC, y también, sí, sí, PSOE-PSC e IU-IC– insisten, a sabiendas de que es mentira, en el disparate de que Cataluña y España son dos sociedades distintas; dos historias diferentes; dos naciones ajenas dentro del concierto internacional.

Estos adalides del secesionismo insisten en engañar a la alelada sociedad "peninsular", manipulando dos mil quinientos años de Historia Universal y de Geografía Política. Pretenden que todos rebuznemos y movamos la cabezota de arriba a abajo, como cuadrúpedos que no logran espantarse las moscas, diciendo "Sí, señor, sí, señor" a su analfabeta teoría de que Cataluña no es España.

Leer más...

Hace algunos meses, dos jugadores de la selección española se pelearon en un entrenamiento. La lamentable escena fue muy difundida en los medios. Un militante de FA propuso utilizarla en una de nuestras campañas, como metáfora de lo que estaba sucediendo en España. Junto a esa imagen negativa, la idea positiva de Falange Auténtica: queremos seguir formando equipo. Los derechos de autor de la foto y los de imagen de los futbolistas nos hicieron desistir de una idea, por lo demás tan oportuna como gráfica.

El partido del miércoles ofreció justamente la cara opuesta a aquella pelea entre compañeros. Miles de personas en el estadio, millones ante el televisor, de distintas edades, formas de pensar, condiciones, procedencias… se identificaban con un mismo país y con los símbolos comunes que le representan. Sin complejos, sin miedos. Un equipo se abrazaba mientras escuchaba el himno de España. Y un pueblo animaba y aplaudía a los jugadores que lo representaban en esta competición.

Fue, en conjunto, otra metáfora que nos gustó mucho más: sobre el terreno, en un mismo equipo, con un mismo objetivo, con una misma idea, un Iker, un Fernando y un Raúl madrileños, un Carles catalán, un Pablo y un Luis castellano-manchegos, un Sergio andaluz, un Xavi catalán y un Xabi vasco, un David valenciano, otro David asturiano, e incluso –qué significativo este reflejo de nuestra realidad social actual- un Marcos que nació en Brasil y un Mariano nacido en Argentina pero que son ya españoles, integrados en un mismo proyecto del que son partícipes con orgullo.

Leer más...

-¿Es alguno de ustedes propietario/accionista de la empresa REPSOL?

-¿Les hacen descuentos en sus estaciones de servicio franquiciadas al identificarse como españoles, a través del DNI o pasaporte?

-¿Reciben participación alguna en los beneficios de la misma al cierre de cada ejercicio fiscal, por ser ciudadanos de este país?

-¿Participan en la toma de decisiones de los órganos gestores de la misma o son acreedores a algún tipo de beneficio o incentivo por el hecho de ser hijos de la Mater Hispania?

Leer más...

El otro día paseaba por la calle y vi un grupo de "niños pijos". Llevaban banderas de España en sus muñequeras, en sus cinturones, en el borde de la camiseta... y en la suela del zapato. Pensé: "Si los falangistas auténticos somos patriotas, ¿en qué nos diferenciamos de estos chicos? Si hacemos de España nuestra razón de ser, ¿qué compartimos con ellos?".

Leer más...

Definitivamente la estupidez de nuestros políticos profesionales no tiene límite y, por relación directa, la de todos los ciudadanos que les consentimos esta actitud, les creemos, les votamos y les damos carta blanca para que nos anestesien durante, al menos, cuatro añitos.

En esta ocasión la ocurrencia parte del Consejo de Juventud de España y está financiada por nuestro Ministerio de Vivienda cuyo máximo o máxima, ya no sé cómo decirlo, representante es la ministra Trujillo.

En su afán de hacerse la guay con los jóvenes y como apoyo a su propuesta de los tristemente famosos "minipisos se ha sacado de la manga - bueno de la manga y del bolsillo de los contribuyentes ya que la bromita, publicidad y zapatillas para regalar incluidas, nos ha costado más de 400.000 euros – un portal de información denominado Keli Finder ¡¡Cómo mola la ministra!!

"Keli Finder es un servicio de información dirigido a los y las jóvenes para facilitar su acceso a la vivienda. Esto es lo que reza la primera frase de presentación de su página web y esto lo que dicta la Constitución Española en su artículo 47: "Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos..

Leer más...