Dice sin descanso el portavoz de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, que el NO español a la Constitución Europea será un "NO de izquierdas". Resulta de esta afirmación que en este país nuestro vamos a terminar politizando hasta lo más básico del raciocinio humano: la capacidad esencial de querer o no querer algo.

Dejémonos en paz, y tiremos al baúl de los recuerdos tanto sectarismo. ¿Alguien ha visto andar por la calle un "NO de izquierdas"? El coordinador de Izquierda Unida, siempre tan serio y taciturno, parece que no sabe medir el acontecer diario sin utilizar esas categorías desfasadas de la izquierda y la derecha que lo único que hacen es ensombrecer el espíritu humano.

Argumenta también el circunspecto Llamazares que el NO de los españoles al tratado europeo será de izquierdas porque afortunadamente aquí no existe una extrema derecha relevante. Para él, anclado en los viejos conceptos, solamente existen "rojos" y "fascistas". Parece que esa izquierda representada por Llamazares solamente puede subsistir alimentándose con las historias del abuelete.

Olvida el portavoz de IU el amplio movimiento alternativo que existe en España como en toda Europa. Cristianos de base, ecologistas, y también una izquierda personalista que desde luego él no representa.

¿Se sumarán todos al NO siniestro de nuestro pequeño Llamazares?

Litio

Si el presidente de una comunidad autónoma descubre indicios de corrupción en el gobierno que le antecedió, ¿qué debería hacer? ¿Acaso piensan ustedes que lo razonable sería ir a los tribunales y presentar una querella? ¿Quizá ordenar la apertura de una investigación?... Parece ser que no: el uso entre nuestra clase política es simplemente guardárselo, para utilizarlo como insinuación, como posible arma política, en un debate parlamentario.

Si un grupo político es aludido como sospechoso de financiación ilegal, ¿qué debería hacer si es inocente? ¿Debería negar de inmediato la mayor y afirmar que no es cierto? Si no tiene nada que ocultar y la acusación es una insidia ¿tendría que ser él quien anuncie, en ese mismo momento y sin temor, una querella o quien pida una investigación? Pues parece ser que tampoco: en este caso el uso es chantajear políticamente con otra cosa diferente, para que el denunciante se calle y no siga por ahí.

Leer más...

En una jugada al más puro estilo Rubalcaba, el PSOE acaba de quitarse de encima un problema muy grande. Lástima que otros (España, la lucha antiterrorista, las víctimas, etc…) tengan ahora un problema muy grande… Pero ya se sabe que en política no todo el mundo puede estar contento.

 

Si el sucedáneo de Batasuna no hubiese concurrido a las elecciones, el frente PNV-EA hubiese ganado por mayoría absoluta. O estaría a falta de un escaño, que fácilmente sería el de Aralar. Prueben a hacer las cuentas con la Ley DHont, atribuyendo al PNV un 50% del voto que finalmente fue batasuno.

 

En ese escenario, Ibarratxe hubiese convocado rápidamente su referéndum ilegal y muy posiblemente el afamado talante de nuestro Presidente no hubiese servido para detenerlo.

Leer más...

Lo que está ocurriendo ultimamente en Francia es una muestra más de que el movimiento sindical puede sobrevivir a la apisonadora neoliberal. Coincidiendo con la visita de los "examinadores" de las condiciones olímpicas de la capital francesa (la más seria amenaza, por cierto, para las aspiraciones de Madrid 2012), los sindicatos llenaron las principales avenidas parisinas con sus reivindicaciones. Empleados públicos, estudiantes, trabajadores/as de muchos sectores dijeron "basta ya" a unas políticas que conducen inevitablemente en Francia y en toda Europa al desmantelamiento definitivo del Estado del Bienestar. Especial mención para la defensa de la jornada laboral de 35 horas, que tanto costó conseguir en el país vecino.

Leer más...

Falange Auténtica, al igual que otras numerosas organizaciones políticas, sindicales y sociales, mostró en su día expresamente su adhesión al Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo suscrito por las dos principales fuerzas políticas. Los frutos positivos de dicho acuerdo, alcanzado entre los dos partidos con mayores posibilidades hoy de gobernar la nación, son conocidos: una intensificación de la lucha policial con importantes operaciones de desarticulación; un fortalecimiento de la cooperación policial y judicial a escala internacional contra el terrorismo; una reforma penal que llevó a un cumplimiento más efectivo de las condenas; unas medidas sobre menores que contribuyeron a disminuir el vandalismo callejero proetarra; y el desmontaje de una buena parte del entramado terrorista, que venía utilizando formalmente el disfraz de partido político, publicaciones, asociaciones juveniles o colectivos sociales para fomentar la presión social sobre la vida cotidiana de los ciudadanos vascos, y para esa trágica paradoja de financiar la actividad terrorista con fondos públicos. Si bien los grandes partidos tenían en su "debe una importante responsabilidad durante décadas, por la vergonzosa dejación del Estado en el País Vasco, este acuerdo desde luego había que computarlo en el "haber, por cuanto supuso un paso importante en la buena dirección, como los hechos objetivos se han encargado de demostrar.

 

La nueva política del ejecutivo Zapatero, enterrando el pacto sin razón que lo justifique, permitiendo que -a partir de un EHAK-PCTV teledirigido por los batasunos- pueda volverse a reconstruir y fortalecer el entramado político y social etarra, y haciendo una inoportuna invitación al diálogo a una banda criminal que no ha dado ningún síntoma de querer dejar de matar, es uno de los hechos más graves que hemos presenciado en estos meses de errático gobierno.

Leer más...