Hace algunos meses, dos jugadores de la selección española se pelearon en un entrenamiento. La lamentable escena fue muy difundida en los medios. Un militante de FA propuso utilizarla en una de nuestras campañas, como metáfora de lo que estaba sucediendo en España. Junto a esa imagen negativa, la idea positiva de Falange Auténtica: queremos seguir formando equipo. Los derechos de autor de la foto y los de imagen de los futbolistas nos hicieron desistir de una idea, por lo demás tan oportuna como gráfica.

El partido del miércoles ofreció justamente la cara opuesta a aquella pelea entre compañeros. Miles de personas en el estadio, millones ante el televisor, de distintas edades, formas de pensar, condiciones, procedencias… se identificaban con un mismo país y con los símbolos comunes que le representan. Sin complejos, sin miedos. Un equipo se abrazaba mientras escuchaba el himno de España. Y un pueblo animaba y aplaudía a los jugadores que lo representaban en esta competición.

Fue, en conjunto, otra metáfora que nos gustó mucho más: sobre el terreno, en un mismo equipo, con un mismo objetivo, con una misma idea, un Iker, un Fernando y un Raúl madrileños, un Carles catalán, un Pablo y un Luis castellano-manchegos, un Sergio andaluz, un Xavi catalán y un Xabi vasco, un David valenciano, otro David asturiano, e incluso –qué significativo este reflejo de nuestra realidad social actual- un Marcos que nació en Brasil y un Mariano nacido en Argentina pero que son ya españoles, integrados en un mismo proyecto del que son partícipes con orgullo.

Leer más...

La población de derecho en España, según los datos que aparecen en la página web del Ministerio del Interior con ocasión de las últimas elecciones generales al Congreso de los Diputados, es de 42.717.064 personas. El censo electoral, según la misma fuente, fue para toda España de 34.571.831. Por su parte, el censo electoral para este referéndum, sólo en Cataluña, ascendía a 5.202.291 votantes.

 

El nuevo Estatuto de Autonomía de Cataluña será aprobado con 1.881.765 votos favorables, es decir:

 

  • El 36,17 % del censo electoral catalán.
  • El 5,44 % del censo electoral del Estado español.
  • El 4,40 % de la población de derecho de nuestra nación.

Tan escaso apoyo, circunscrito en una espeluznante indiferencia por la celebración del referéndum y, consecuentemente, por el debate que nos ha mantenido ocupados durante los dos años largos de la legislatura del PSOE, viene a darnos la razón cuando hemos afirmado que este Estatuto es el Estatuto de los políticos y que éstos, ajenos a los verdaderos problemas que preocupan a la ciudadanía, han creado un problema y su posterior debate y supuesta resolución, con la maestría de los buenos prestidigitadores, que te hacen ver lo que ellos quieren, para que no veas como se realiza el truco.

Leer más...

Hasta qué punto son importantes para el falangismo democrático gestos como el de Fernando Sánchez Dragó pidiendo una presentación de su libro al Área de Cultura de Falange Autentica es algo que todavía no podemos calibrar, pero hacen falta muchos dragós para llegar a una plena normalización del ideal falangista en la España que arranca en la transición, la que respira vientos de libertad y vislumbra una nueva oportunidad (¿perdida otra vez?) para comenzar la empresa colectiva de un país libre, apacible y atareado.

Leer más...

Hace unos días, en Televisión Española, los españoles escuchamos como la presentadora del Telediario se refería al etarra Txapote como el responsable de la ejecución del concejal Miguel Ángel Blanco. Los falangistas queremos recordar al responsable de dicha información que los etarras no ejecutan: los etarras asesinan. La capacidad para ejecutar en tiempos de paz sólo la tiene el Estado y, gracias a Dios, la pena de muerte se abolió en España hace bastante tiempo.

Los españoles hemos asistido a este juicio con perplejidad. Mientras se han permitido los mayores desprecios hacia el tribunal por parte de los acusados, los jueces castigan a la familia de Miguel Ángel con la expulsión de la sala por desorden.

Leer más...

El ejército de Israel ha atacado el Líbano como represalia por el secuestro y asesinato de varios de sus soldados a manos de la milicia islamista Hizbullah, única facción armada que queda en el país contraviniendo los acuerdos de paz firmados en 1989 (Taif, Arabia Saudita), que controla la franja sur del Líbano, precisamente fronteriza con el estado hebreo.

Leer más...